5 formas de procesar el coco en casa #1: Coco deshidratado

Cinco maneras de procesar el COCO en casa y recetas sencillas que destacan toda su esencia

Bienvenid@ a esta serie en la comparto 5 maneras de procesar el COCO en casa, así como recetas sencillas que destacan toda su esencia.

Actualización: Este post ha sido actualizado con nuevas fotografías. Adicionalmente la receta: Bolitas (trufas) de zanahoria, coco y naranja será presentada en otro post para facilitar su visualización.

He estado un poco desconectada de esta rinconcito que tanta satisfacción me trae y la verdad es no salgo mi asombro cuando caigo en cuenta que han pasado casi 4 meses desde que publiqué una receta!!!😨😨😨.

Entre otras cosas, he realizado algunos experimentos con preparaciones cuyo ingrediente principal es el coco, tanto que se ha convertido en una de mis frutas favoritas, no sólo por su sabor, sino por su versatilidad y por todos los beneficios que aporta a nuestra salud.

Cada vez que tengo la oportunidad de procesar algún producto en casa, se genera una especie de golpe de consciencia en mi, que me hace reflexionar sobre la cantidad de químicos que pudiera estar consumiendo al adquirir ese mismo producto manufacturado. No se trata de satanizar los productos comerciales, porque evidentemente son necesarios, sino de identificar oportunidades de cambios que sean amigables con nuestro organismo, con nuestro bolsillo y nuestra cotidianidad. Por eso, quiero compartir contigo 5 formas de obtener subproductos del coco en casa, así como las recetas que los incluyen para que no falte inspiración. Hoy te hablo del coco deshidratado o coco rallado.

Lo básico... ¿Qué es el coco?

Es el fruto del cocotero y contiene una cáscara externa gruesa y fibrosa, una cáscara interna, dura y vellosa y la semilla (endospermo), cuyo estado varía en función de la maduración de la fruta. Cuanto más inmaduro es el fruto, mayor cantidad de agua tendrá en su interior y a medida que el proceso de maduración avanza, ésta agua de transforma en una pulpa blanca, gruesa y muy aromática. Además de hacerse más consistente, también se concentran en la pulpa mayor cantidad de nutrientes, siendo el más predominante la grasa... y de la buena.

El coco deshidratado es un subproducto de la pulpa del coco maduro y se obtiene a partir de su pulverización y secado a baja temperatura con el objeto de reducir su humedad.

Para hacerlo, solo necesitarás la fruta, extraer su pulpa y un poquito de paciencia... ¿fácil no?... pero si piensas que partir un coco es muy engorroso, sólo debes ver aquí, una técnica familiar que nos presenta Angélica del blog Bizcochos y Sancochos... que debo decir mejoró mi relación con esta fruta maravillosa, porque en verdad manipular un coco era para mí toda una odisea 😁😁😁. Sólo le agregaría a la técnica, envolver la fruta con un paño antes de golpearlo, de manera que los trozos no salgan disparados por todos lados.

5 formas de procesar el COCO en casa: Coco Deshidratado

¿Por qué deshidratar el coco?

  • La principal razón para secar el coco, así como cualquier otra fruta, es extender su durabilidad en el tiempo y concentrar aún más sus sabores.
  • Porque últimamente por estos lados del planeta, no se está seguro de los componentes de un producto comercial, su procedencia ni de la forma en que la procesan (productos sin etiquetas o a granel) y el coco no se escapa de esto. 
  • El proceso es sencillo.
  • Es amigable con el bolsillo.
  • Porque se convierte en un ingrediente perfecto para infinidad de preparaciones.

Cómo deshidratar COCO en casa


¿Cómo deshidratar coco?

Perfil: virutas de coco deshidratadas y ligeramente doradas.
Porciones: la pulpa ocupa alrededor de 40% de la fruta y al deshidratarla disminuye aprox. 40% de su peso.
Tiempo de Preparación: 20 minutos + tiempo de horneado.

Ingredientes:
- 1 coco maduro.

Elaboración:
1.- Retira la pulpa del coco maduro siguiendo el procedimiento que se señala aquí.

2.- Ralla la pulpa por el lado fino del rallo o tritúralo con la ayuda de un procesador de alimentos (me gusta hacerlo con el rallo porque la virutas quedan más uniformes). Esparce las virutas en una bandeja para hornear.

3.- Hornea a 210°F (100°C) de 1 - 1 hora y media o hasta que sientas al tacto que la virutas han perdido su humedad. Remueve cada 20 minutos de manera que las virutas se sequen de forma pareja y para evitar que las que están en los bordes se doren más rápidamente.

4.- Retira del horno, deja enfriar a temperatura ambiente y almacena.


¡Que tengas un lindo fin de semana¡

Ninoska

<

2 comentarios

  1. Ninoska, muchas gracias por la mención!
    Me contenta mucho que te sea de utilidad mi método, jaja! Partir un coco siempre me trae recuerdos gratos de mi familia.
    Yo he estado por probar hacer el coco deshidratado, pero entre una cosa y otra se me va la idea, pero ya emplearé tu método.
    Aquí es muy común encontrar el coco deshidratado rallado grueso, empaquetado pero dulce y muuuuyyyy dulce, cosa que no me gusta.
    Pero he encontrado uno que es bien finito, casi granulado y sin azúcar que uso en las galletas polvorosas y en unos macarons.
    Me gusta mucho la receta de las trufas, se ve muy fácil y ricas.
    Que bueno que estés de vuelta con el blog.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica, tu método me facilitó la existencia jejejje, yo le sacaba el cuerpo al coco porque pensaba que era complicado partirlo.

      La textura del coco puedes variarla a tu gusto, antes o después de secarlo.

      Las trufas son geniales para tener algo que merendar sin culpa y me parece perfecta para los chamos.

      Besitos para ti también!

      Eliminar

¿Tienes alguna apreciación, duda u observación?... anímate y déjame tu comentario, me encanta leerte¡