28 de octubre de 2016

Biscotti veganos de almendras y chocolate con calabaza #sinhuevo

Biscotti veganos de almendras y chococale con CALABAZA #sinhuevo

La calabaza (auyama) es un ingrediente tan noble que también puede ser utilizado como aglutinante en algunas preparaciones... en estos biscotti súper crocantes, aromáticos y deliciosos, funcionó perfectamente. 

Biscotti veganos de almendras y chococale con CALABAZA: crocantes, aromáticos y deliciosos

El mes de septiembre y parte de los días de octubre representaron para mí un reencuentro con algunos de nuestros familiares. Edgar y yo nos animamos a visitarlos con todo lo que eso implica... además de prepararnos para tener un "contacto cercano del tercer tipo" con sus hábitos, costumbres, experiencias y creencias, teníamos que asegurar que en lo posible, los viajes en automóvil fuesen cómodos y seguros... y eso por supuesto incluye la comida!

En el primero de ellos nos llevamos a papa y mamá y tenía previsto preparar unos ricos biscotti que recién había publicado mi querida Melba del blog Anis & Papelón para compartir en el camino, sin embargo, mientras buscaba los ingredientes me percaté que no tenía huevos... ¿pero cómo es posible? me pregunté. No era una opción comprarlos, porque además de que no es ingrediente que encuentre a la "vuelta de la esquina", tampoco me gusta adquirir productos frescos antes de cualquier viaje. Así que recordé que tenía una receta en mi listado de "pendiente por probar" del blog Minimalist Baker, que me había gustado porque sugería la calabaza (auyama) como elemento aglutinante y sustituto del huevo.

Sin pensarlo mucho y haciendo foco en mi antojo de biscotti, los preparé y el resultado fue fabuloso: súper crocantes, aromáticos, nada empalagosos y peligrosamente adictivos.

La calabaza en esta preparación funcionó sin inconvenientes como alternativa a los huevos, lo cual no quiere decir que funcione en cualquier otra. Es importante determinar qué funciones realizan en una receta (enriquecer, emulsionar, aglutinar, saborizar, etc) para establecer el sustituto ideal. En estos biscotti, si bien el propósito de la calabaza es unir todos los ingredientes y en mi opinión también aportar humedad, la masa es más quebradiza en comparación con las recetas tradicionales con huevos, por lo que te hago algunas sugerencias:
  • Incorpora sólo la cantidad indicada de almendras, de lo contrario, inevitablemente se saldrán de la masa. Adicionalmente, pícalas groseramente de manera que puedas ayudar a que se integren a la masa y al mismo tiempo, queden expuestas y hermosas cuando realices los cortes de las rebanadas.

  • Para facilitar el proceso de corte y evitar que se desmorone demasiado los biscotti, realiza dos rollos delgados tal como se sugiere en la receta y realiza los cortes cuando se hayan enfriado completamente.
Si eres choco-adicto, puedes optar por bañarlos con chocolate... yo sólo lo hice con la mitad de los bizcochos porque me gustan mucho más solitos, así sin más.

Biscotti veganos de almendras bañados con chococale...peligrosamente adictivos

El final del cuento:
  • Papá y mamá no lograron probar los biscotti... no permanecieron guardados en el bolso de snacks ni siquiera 12 horas para ser degustados en el viaje del día siguiente... así son ellos, irresistibles!! 
  • Los biscotti de Melba también son deliciosos... no dejes de probarlos! 
  • Afortunadamente no tengo intolerancia a ningún alimento, pero me encantan las alternativas (veganas, GF, etc) que me permiten resolver en circunstancias determinadas... y si además son muchas más sanas, bienvenidas!

Biscotti veganos de almendras y chocolate
Perfil: Irresistibles bizcochos súper crocantes
de almendras tostadas, aromatizados con naranja, coco
y bañados con chocolate oscuro para satisfacer a los choco-adictos.
Rinde: 18 bizcochos (dependerá del tipo de corte que realices).
Tiempo de preparación: 15 minutos aprox. + tiempo de cocción y espera.


Ingredientes:

- 125 ml. de aceite de coco líquido (o el aceite vegetal de tu referencia. Utilicé aceite de coco prensado al frío).
- 150 grs. de azúcar de caña (use 50% de azúcar blanca + 50% de papelón granulado y tamizado).
- 100 grs. de pulpa de calabaza (auyama) cocida.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 238 grs. de harina de trigo común (todo uso).
- 66 grs. de harina de maíz pre-cocida.
- 1 cucharadita y 1/2 de polvo de hornear (añadí 2 cucharaditas).
- 1/4 cucharadita de sal.
- 1 cucharadita de ralladura de naranja.
- 56 grs. de almendras tostadas y picadas groseramente.

para decorar (opcional): la mitad de los bizcochos.
- 80 grs. de chocolate oscuro (utilicé chocolate con 58% de contenido de cacao).
- 15 grs. de almendras tostadas y picadas finamente.

Elaboración:

1.- Tritura la calabaza en un procesador de alimentos o con un tenedor hasta obtener un puré fino. Agrega a un bol y mezcla con el aceite, el azúcar, el papelón y la vainilla hasta integrarlos completamente.

2.- Incorpora las almendras y mezcla (me gusta agregarlas en este punto para que queden distribuidas de manera uniforme en la masa).

3.- Añade la harina de trigo, la harina de maíz, el polvo de hornear, la ralladura de naranja y la sal. Mezcla (no demasiado) sólo hasta obtener una masa densa y homogénea. Si fuera necesario utiliza tus manos.

4.- Divide la masa en dos partes iguales y forma dos rollos de aprox. 6 x 20 cm. Coloca en una bandeja y hornea a 350 °F (176 °C) de 20-35 min. o hasta que observes que los bordes están ligeramente dorados. Retira del horno y deja enfriar a temperatura ambiente por al menos 30 minutos.

5.- Con un cuchillo de sierra, corta muy suavemente los rollos en rebanadas o en trozos de aprox. 1-1 y 1/2 cm. de espesor (puedes hacer los cortes de forma transversal o en diagonal). Distribuye las rebanadas en la bandeja de manera que una de las caras más grandes toque la superficie de la misma. Hornea por 10 minutos aprox., voltéalas y vuelve a hornear por 10 minutos más o hasta que observes que están sequitas, crocantes y se hayan dorado ligeramente (las mías tardaron 30 min. en total).

6.- Retira del horno y deja enfriar completamente antes de almacenar.

Conservación:
- Almacena en un recipiente hermético para evitar que se humedezcan.
- De acuerdo a Dana, los biscotti se pueden guardan en el congelador por hasta 1 mes, pero no he tenido la oportunidad de probar este método.

Irresistibles bizcochos súper crocantes de almendras tostadas, aromatizados con naranja, coco y bañados con chocolate oscuro para satisfacer a los choco-adictos

¡Feliz fin de semana¡

9 comentarios :

  1. Ninoska me encanta esta receta, no tenía idea de que podía usar el puré de auyama como sustituto del huevo. Deben estar riquísimas estas galletas o biscotti. Vamos a ver si para Diciembre puedo hacerlas. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Judith, también fue una novedad para mi, aunque como indico arriba no necesariamente funcione para todas las preparaciones.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Ninoska, qué ricos se ven esos biscotti, también están en mi larga lista de pendientes. Y la calabaza, bendita calabaza que va bien con todo y en todo, no deja de sorprender todo lo que puede hacerse con ella.
    Imagínate que si esos biscotti no resistieron 12 horas de viaje, ni hablar de 1 mes en el congelador, jaja! misión imposible con lo divinos que se ven. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual Angélica... bendita calabaza que todo lo puede jejeje

      Besitos!

      Eliminar
  3. Ninoskaaaa que espectaculares se ven tus biscotti ... no veo la hora de probarlos ... últimamente estoy buscando recetas sanas para poder complacer los gustos de mi mamá que es super golosa y le quitaron en gran parte los carbohidratos ... se los voy a preparar para consentirla ... muchos saludos y feliz de ver de nuevo tus recetas!!! Todas me encantan!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Melba... y no quiero ni contar el aroma que desprende el aceite de coco... fantástico!. Afortunadamente hoy día hay muchas más opciones saludables y ricas para que sigas consintiendo a tu Mami. Un beso!

      Eliminar
    2. Quería preguntarte si tienes un sitio en específico donde comprar el aceite de coco, yo aun tengo una botella grande que me regaló mi cuñada que la compró en Tucacas ... pero ya quisiera ir comprando, no me veo sin el aceite de coco y en Chacao está costoso :-(

      Eliminar
    3. Melba, hace un mes, aproveché que estaba por el táchira y compré un frasco de 200 ml a través de la cuenta de Instagram:@lacocinadecarlaymafer por Bs. 3.500. Me pareció costoso, pero lo adquirí con la confianza de que el producto era de calidad. Ellas envían por MRW pero eso evidentemente incrementa el precio Bs. 1.200 más. En Galanga del Mercado de Chacao, la semana pasada por fin lo conseguí y estaba a Bs. 4.200 la botella de 330 ml. Sacando la cuenta, allí es donde lo he conseguido más económico.

      Toca seguir validando, te dejo esta cuenta de Instagram: @benefitciate_ para que consultes si tienen disponible. Igual estoy pendiente y te aviso.

      Un beso!

      Eliminar
    4. Las que compró mi cuñada son marca Inversiones Sol Tropical, lo producen o producían en Bejuma, pero me meti en instagram para ver si aun lo sacan y veo que actualmente promocionan solo jabón de coco :-( ... les escribí un mensaje en privado a ver si lo sacan por encargo. A mi cuñada le costó cada botella en 6.000 Bs el año pasado pero era de 1 litro.!!!!

      Eliminar

¡Anímate y déjame tu comentario!