3 de agosto de 2016

Mermelada de frutas TROPICALES... sin azúcar añadida

Mermelada de frutas tropicales: mango, maracuya y banana

Este año la temporada de mango ha sido bien particular. Era común ver a los más chicos arrojar piedras a los árboles para tumbar esta fruta... pero hoy día se puede observar hasta los más grandecitos tratando de obtener el preciado regalo.

Definitivamente hay aprendizajes que integramos "a juro"... y digo esto porque creo que nunca habíamos valorado tanto la bendición que tenemos de disponer de estos imponentes árboles en toda la ciudad, que sin requerir de ningún tipo de cuidado ni recursos, sólo los que la naturaleza les proporcionan, nos regalan una de las mejores frutas que es categorizada por muchos como el rey de la vitamina C.

Propiedades del mango
Fuente de información: cuenta de instagram de medicina regenerativa @drclab

Cesta de mangos

El mango en una de mis frutas favoritas... solito, en postres, batidos, helados, ensaladas, en ceviches... en fin, todo lo que toque lo convierte en una delicia...  por eso, antes de que finalizara la temporada quise preparar algunos tarros de una de las mermeladas que más me gusta, no sólo por su exquisito sabor y aroma, sino porque su dulzura proviene de las frutas que la componen.

Mermelada de frutas tropicales: mango, maracuya y banana

La combinación de mango, parchita (maracuyá) y banana, no puede ser más tropical. Me gusta utilizar la variedad que llamamos "manga" porque no contiene tanta "hilacha", además de que su sabor es dulce y semi-ácido. La pulpa de la parchita (maracuyá) la incorporo sin procesar  para agregar un poco de textura a través de sus semillas que se hacen crocantes luego de que están cocidas... y por último las bananas, que son sólo las necesarias para lograr el punto de dulzón deseado y sin saturar al protagonista de esta preparación.

Para almacenar las mermeladas, confituras o jaleas, comencé a utilizar frascos de vidrio de baja capacidad (220 grs.) y es una estrategia que recién adopté para mejorar la vida útil de los productos caseros, en la que el consumo se hace en porciones pequeñas sin alterar la preparación total. Adicionalmente, dado que ésta mermelada no contiene azúcar añadida, que es uno de los conservantes más comunes, utilicé el método de esterilización al "baño de maría" para mejorar aún más la conservación.


Mermelada de frutas tropicales: mango, maracuya y banana

"Agarra este mango bajito" como decimos acá... y anímate a preparar esta sencilla receta.


Mermelada de frutas tropicales: mango, parchita (maracuyá) y banana. SIN AZÚCAR
Perfil: Mermelada untuosa con aroma a frutas tropicales.
Porciones: rinde aprox. 1.250 grs.
Tiempo de preparación: 40 minutos.

Ingredientes:

- 700 grs. de pulpa de mango licuada (preferiblemente una variedad con poca "hilacha" o fibra).
- 380 grs. de bananas trituradas groseramente (4 unidades).
- 200 grs. de pulpa de parchita (maracuyá).
- 2 cucharadas de jugo de limón verde.
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
- 1 pizca de sal.


Elaboración:

1.- Coloca todos los ingredientes en una olla a fuego medio entre 25-30 minutos o hasta que tenga la consistencia deseada. Revuelve ocasionalmente para evitar que la preparación se queme o se pegue al fondo.

2.- Retira del fuego y agrega a los frascos de vidrio inmediatamente.

Para envasar la mermelada (esterilización al baño de maría):

1.- Esteriliza los frascos de vidrio, las tapas metálicas y utensilios (pinzas, embudo, etc), sumergiéndolos en una olla con agua hirviendo por alrededor de 10 minutos. Puedes colocar en el fondo un paño de algodón muy limpio para evitar que los golpes de agua hirviendo los sacuda contra el fondo.

2.- Con la ayuda de una pinza, retira los frascos, las tapas y colócalos boca abajo sobre un paño de cocina limpio hasta que escurran (aprox. 10 min).

3.- Voltea los frascos y con un embudo llena los frascos con la mermelada caliente dejando 1 cm. entre la preparación y el borde del frasco. Tápalos muy bien.

4.- Coloca todos los frascos en una olla (en forma vertical para mayor facilidad), cúbrelos con agua hasta que queden completamente cubiertos. Una vez comience a hervir el agua, déjalos sumergidos por 12 minutos.

5.- Retíralos y déjalos enfriar a temperatura ambiente. El vacío se formará correctamente una vez los frascos se hayan enfriado completamente. Para asegurarte que el proceso haya funcionado, valida que las tapas de los frascos estén hundidas.

6.- Guárdalos en un lugar seco, fresco y protegido de la luz.

Conservación: De acuerdo a varias referencias, una mermelada envasada bajo este método, puede durar varios meses (sin abrir, en lugar fresco, seco y oscuro)... todo dependerá de las condiciones de almacenamiento.

2 comentarios :

  1. Ninoska se ven espectaculares!!!!! leí la receta y realmente muy fácil y explicas muy bien el proceso de esterilización ... tengo días con ganas de hacer una mermelada pero ahorrando el azúcar no me he atrevido a hacerla ...está la haré seguriiiiiisimo!!!!
    Un abrazo tropical ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja somos dos Melba! nos vamos a convertir en expertas administradoras... pero de ingredientes!
      Besito!

      Eliminar

¡Anímate y déjame tu comentario!