22 de marzo de 2016

Infusión de Maracuyá y Piña

Infusión de Maracuyá y Piña

He aprendido sobre lo importante que es para nuestro organismo disponer del maravilloso recurso del agua para poder funcionar apropiadamente.

Yo adoro tomar agua… tal cual, solita, sin mayores saborizantes y a temperatura ambiente… pero a Edgar sencillamente no le agrada mucho y por eso frecuentemente busco formas prácticas y saludables que nos permitan mantenernos hidratados y al mismo tiempo disfrutar de la ingesta del vital líquido.

Esta infusión la probamos en un Spa ubicado en la Colonia Tovar del estado Aragua que tuvimos la oportunidad de visitar hace algunos años y desde allí se ha convertido en una de mis favoritas, porque nos permite sacar el mayor provecho a lo que la naturaleza nos suministra, beneficiándonos de los nutrientes derivados de las cáscaras de maracuyá/parchita y la piña en lugar de desecharlos a la basura.

La cáscara de la piña tiene propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes, diuréticas y contribuye con el funcionamiento adecuado de nuestro sistema digestivo. La cáscara de maracuyá tiene efectos calmantes, por mencionar alguno de sus beneficios.

Ideal para acompañar jornadas de trabajo
Aunque no es una buena práctica ingerir bebidas cerca de equipos electrónicos, para mí una infusión es ideal para acompañar las jornadas de trabajo ☺️

Infusión caliente de Maracuyá y Piña

Esta infusión es deliciosamente afrutada y puedes tomarla fría o caliente con un poco de miel de abejas, entre comidas o solo un poco como acompañante de las comidas principales, para no entorpecer con el proceso de digestión.

¡Feliz día Mundial del Agua!

Infusión de Maracuyá y Piña
Perfil: Infusión con sabor y aroma a frutas tropicales.
Porciones: Rinde aprox. 1 litro.
Tiempo de preparación: 40 minutos.

Ingredientes:

- 1 piña mediana.
- 1 kg. de maracuyá/parchita.
- 2 litros de agua filtrada.
- Miel de abejas para endulzar (opcional).

Elaboración:

1.- Enjuaga la piña con agua para eliminar cualquier residuo que pudiera contener. Pélala y retira la corona de la parte superior. Reserva la pulpa para otras preparaciones y agrega los restos de cáscaras a una olla mediana.

2.- Enjuaga las parchitas y remueve toda la suciedad. Córtalas por la mitad, retira las semillas con una cuchara y resérvalas para otras preparaciones. Incorpora las cáscaras y el agua a la olla y cocina a fuego medio por 35 minutos. Deja enfriar la preparación a temperatura ambiente.

3.- Con la ayuda de un colador metálico o uno de tela, filtra el contenido de la olla. Transfiere la infusión a una jarra y refrigera hasta por 7 días. Retira la pulpa (la parte blanca) de la concha de la parchita con una cuchara y resérvala para otras preparaciones. Desecha el resto de las cáscaras.

4.- Para servir, calienta una taza de infusión, endulza con un poco de miel de abejas y decora con anís estrellado o rodajas de limón.

Conservación: 
- Reserva las cáscaras de piña y maracuyá crudas en el congelador, de manera que puedas realizar la preparación cuando así lo desees.

- La pulpa cocida de la maracuyá, al igual que las semillas puedes conservarlas en el congelador.

4 comentarios :

  1. Que rico!!! me encantan las infusiones yo preparo frecuentemente la de jengibre con canela, miel y limón ... voy a probar esta opción, había oído de la infusión de concha de piña pero no de concha de parchita ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La combinación que señalas suena genial... yo también voy a probarla 😋

      Eliminar
  2. Es un excelente articulo, pero tambien las Infusiones para adelgazar, son un complemento ideal en nuestra meta de bajar de peso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, gracias por escribir y dejarme tu enlace.

      Eliminar

¡Anímate y déjame tu comentario!